A lo largo del tiempo he ido abordando con diferentes actitudes el espacio que he dedicado a la práctica de  Mindfulness, la práctica de cultivar una atención plena.

Unas veces empoderada por tener disciplina, otras, frustrada por sentirme estancada. Unas veces optimista al experimentar frutos, otras, decaída, porque se difumina el horizonte.

Pero un día te das cuenta que todo eso son escenarios, y por ellos hay que transitar.

Y reflexiono… ¿qué es lo importante?

Recordarte antes de comenzar la práctica de Mindfulness  por qué la haces.

Y recordarlo es como una brisa fresca, es un regreso a lo sencillo, a lo natural, a lo auténtico… Dedico este espacio de mi tiempo a Mindfulness, a entrenar mi atención, para ser capaz, cada vez un poco más, de volver al silencio. Ese estado que permite la claridad. El silencio que permite regresar al estado natural de la mente antes de llenarla de juicios, prejuicios, interpretaciones, rumiaciones, expectativas… toda una maraña que impide ver el verdadero sentido. El silencio que permite regresar al estado natural del corazón, antes de llenarlo de culpas, de resentimientos, de cuentas pendientes, de victimismo, de aferramientos, deseos…

Volver al estado natural, espacioso, que te permite identificar las complicaciones mentales y emocionales que no dejan ver. Regresar al sentido de vivir.

Todo cambia cuando forma parte del sentido. Levantarse por la mañana, hacer el desayuno, mandar esos mensajes, hacer una llamada, trabajar, comprar el pan, escuchar a alguien, descansar, mirar el cielo…

La vida cambia cuando cada momento forma parte del sentido de tu vida

Con esa claridad, todo lo que estorba queda relegado de forma natural.

Así que, cuando comienzo mi práctica de Mindfulness me recuerdo: Practico para entrenar mi atención, para que me conduzca al silencio y me permita experimentar el verdadero sentido de la vida y ser sencilla, natural, coherente

Entonces, sin saber qué escenarios aparecerán hoy en la práctica, me siento feliz porque practicar Mindfulness me lleva a recordar el sentido de la vida y tenerlo presente a lo largo del día.

Es la lámpara que ilumina y la brisa que ventila. 

Con mis mejores deseos,

Mercedes Rubio

Silencio Mindfulness
Espacio de Bienestar y Control del Estrés en Soria

Grupos de Práctica regular de Mindfulness
Programas para el Control del Estrés y Ansiedad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro newsletter

Obtén GRATIS tu audioguía “Mindfulness en la Respiración” al suscribirte a nuestro email.