En Silencio Mindfulness hemos propuesto crear esta comunidad para acompañar a todas las personas que están en sintonía de cultivar un mayor grado de consciencia, de serenidad, de disfrute, a aquellos que les apetece plantearse algunas cosas para mejorar su vida, para crecer…

Se trata de sentir que hay más personas como tú realizando este trabajo, queriendo que las cosas vayan mejor, para uno y quienes nos rodean. Constituye un foco de estímulo y esperanza.

Hay muchos caminos que apuntan hacia el cultivo del bien común: de la humanidad, del ecosistema…  En todos ellos hay una consciencia de la necesidad urgente de cambiar. Y este cambio pasa  a través del esfuerzo personal por mejorar.

La persona que es capaz de bajarse del tren del requerimiento y la velocidad actual, aunque sea por cortos periodos de tiempo, es la que puede hacerse consciente del sentido que va más allá de lo inmediato, hacerse consciente del horizonte.

La práctica de la Atención Plena es un camino que nos permite evolucionar,  que nos permite despertar a la vida.

Cultivar la consciencia es cultivar un estado lúcido en que nos damos cuenta de lo que hay en nuestro interior y alrededor y tomar parte activa.

El cambio común se compone de la suma de pequeños cambios, de pequeños gestos individuales que pueden hacer que la vida de quienes nos rodean cambie de signo… ese día que le transmitiste ayuda en una ventanilla, una sonrisa al cruzarte por la escalera, una mirada de paz cuando estaba angustiado, una escucha atenta sin consejos ni censuras, un silencio en vez de un juicio, un ejemplo en vez de una crítica… Tú te sientes bien y le haces sentir bien al otro; y el otro, al estar bien redundará en otro a la vez…

Esta actitud de consciencia y bien es una semilla que todos tenemos pero que en diferentes grados se ha ido asfixiando por los requerimientos de la vida y por esta “naturalidad” con la que se ha colado el materialismo, el consumismo, las mil maneras de complicarnos la vida y los mil recursos para olvidar y “descansar” un poco… la lenta deshumanización.

Si resuenas con ello y te apetece formar parte de una comunidad que camina en este sentido y sentirte acompañad@, te invito a que formes parte de Silencio Mindfulness.

¿A cambio de qué? De nada. Bueno, sí, de la satisfacción que obtenemos todos quienes la formamos de saber que hay personas en esta línea. Se trata de una iniciativa motivada por el convencimiento de que los pequeños cambios pueden mejorar en gran medida la vida, la individual y la colectiva.

Cada semana aporto discretas propuestas a través de frases, audios, reflexiones con el deseo de que alguno pueda proporcionar quizá una parada, un momento de serenidad o dar pie a una fructífera observación.

Muchas personas cuando ven “Grupo whatsapp” directamente cierran la opción pues es temible lo que se puede avecinar después con un aluvión de alarmas por la intervención continua de los integrantes. En este caso, no hay que temer. Se trata de un grupo de comunicación unidireccional. Sólo se puede recibir a través de él, no se puede contestar ni intervenir. No por ello deja de haber accesibilidad: siempre podéis escribirme a mi whatsapp de manera personal.

Hace un mes se lanzó la propuesta y ya somos más de 100. Much@s de los que ahora estáis leyendo este artículo formáis parte de ella. Para vosotr@s: ¡¡GRACIAS!!

Si no formas parte de ella y te apetece, simplemente puedes acceder a la invitación pulsando aquí

Con mis mejores deseos,

Mercedes Rubio
silenciomindfulness.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro newsletter

Obtén GRATIS tu audioguía “Mindfulness en la Respiración” al suscribirte a nuestro email.