Todo evento en nuestra vida puede ser muy diferente según la actitud con que nos dispongamos a experimentarlo.

Mindfulness es, ante todo, una actitud.

Esta “actitud Mindfulness” nos invita a relacionarnos con los acontecimientos, con los demás y con nosotros mismos, es decir, con nuestros pensamientos, emociones, sensaciones corporales y nuestras reacciones con:

  • Ausencia de juicio y prejuicios: sin posicionamientos previos, como observadores imparciales abiertos a las posibilidades, sin vincularnos emocionalmente
  • Paciencia: comprendiendo y asumiendo el tiempo que conllevan los procesos para observar, descubrir, entender, para no precipitarse y permitir que las cosas sean.
  • Curiosidad: para despojarnos de interpretaciones, expectativas, ese “ya sé” y poder captar que ningún momento es igual a otro y posee posibilidades únicas que siempre nos pueden aportar algo.
  • Confianza: en uno mismo, en las propias capacidades, sabiduría, recursos y bondad naturales. Confianza en las propias decisiones basadas en la escucha de nuestro propio ser. Nuestra esperanza es ser nosotros mismos pero con mayor plenitud.
  • Sin perseguir: Hacer las cosas “porque” no “para”. Hallar la plenitud en el andar, no en el alcanzar; en el proceso, no en el resultado. En el ahora, en el mientras, no en el “cuando llegue”.
  • Sin aferrarse: a ideas, sensaciones, cosas, resultados. No aferrarse a cuestiones del pasado ni del futuro que nos perjudican ni intentar retener aquello que nos resulta agradable con el consiguiente sufrimiento que conlleva el miedo a perderlo.
  • Aceptación: mas no resignación o pasividad. Darnos cuenta de cómo son las cosas. Partiendo de premisas falsas es muy difícil que actuemos de forma adecuada. Luchar, forzar para que sean diferentes sólo lleva a gastar una enorme cantidad de tiempo y energía, acumulando tensión e impidiendo ver la realidad.

Para quien no posee esta actitud y desee cultivarla no es algo fácil, pero sí posible.

Requiere una intención clara, entrenamiento y constancia.

Pero si la decisión le lleva a la persona a recorrer este camino, los cambios que se van experimentando muy desde el principio resultan de gran estímulo para proseguir y notar que la inversión se ve con creces recompensada.

Mindfulness tiene mucho que brindarnos, y mi deseo es ofrecerte la mejor calidad personal y profesional pues tu bienestar es tu tesoro y mi compromiso, velar por él.

¡Feliz semana!

Mercedes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro newsletter

Obtén GRATIS tu audioguía “Mindfulness en la Respiración” al suscribirte a nuestro email.