· Un día de silencio y de humanidad compartida ·

 

En el programa de 8 semanas de Mindfulness se incluye, además de las 8 sesiones formativas,  una jornada de práctica en silencio. Una jornada con variedad de experiencias y prácticas guiadas por el instructor pero desarrolladas en silencio por los participantes.

Ha sido todo una experiencia el espacio tan importante y profundo que puede llegar a abrir el silencio compartido, la atención compartida.

Especialmente, a la hora de comer, viendo a cada participante sentado en el jardín, cada uno en su rincón, haciendo de su espacio un lugar especial, apartado uno del otro, cada uno consigo mismo,  en calma, ha sido como observar a cada uno en su esencia y he sentido ahí, en ese momento, la experiencia de humanidad compartida.

Pensando que cada uno de ellos tiene su historia, sus fortalezas, sus debilidades, sus necesidades, pero que todos compartimos lo esencial, la inquietud ante la vida, ante la muerte, ante la felicidad que disfrutamos o que anhelamos, ante el sufrimiento que tememos o que padecemos.

Que ninguno tenemos el manual y todos nos encontramos ahí, en la vulnerabilidad, queriendo, intentando encarar la vida de la mejor manera posible, con nuestras luces, con nuestras sombras, con nuestros miedos.

Y que debajo de las capas, diferentes en cada uno, fruto de nuestra educación, nuestra cultura, nuestras experiencias, relaciones y circunstancias, unas veces con apariencia de dureza, otras  de delicadeza,  con apariencia de amenaza o de bondad , de solidez o de inmadurez y hasta de insensatez, al final, en esencia, todos somos el mismo SER.

Sólo viviendo con atención plena, con plena conciencia de la verdadera realidad de cada momento dentro y fuera de nosotros, de la realidad desnudada de todo lo que añadimos y de todos los filtros a través de los que la percibimos y la tergiversamos; sólo libres de todo juicio y prejuicio, viviendo con la “difícil” sencillez de una mirada clara, podremos  descubrir ese mismo SER que habita en nosotros y en los demás.

Y desde ese estado privilegiado, del que ha llegado a descubrir el SER, cabría de esperar que tendiera los lazos a los demás para que, aún no sirviendo para que descubran su SER, sirvan de acompañamiento en el difícil caminar.

Gracias participantes de la Escuela de Arte y Superior de Diseño en esta 2ª Edición del Programa MBCT de Mindfulness celebrada en Soria, María Teresa, Miriam, Susana, Ana Isabel, Silvia, Francisco, Inés, Elena, Piedad, Blanca, Rosa y Antonio.

Gracias por este proceso compartido, por vuestra confianza e interés, por todo lo que de vosotros he aprendido.

Con todo mi afecto,

Mercedes Rubio Condado

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro newsletter

Obtén GRATIS tu audioguía “Mindfulness en la Respiración” al suscribirte a nuestro email.