Mindfulness puede ayudarte a conseguir transformar tu relación con la comida.

Si estás haciendo una dieta y aprendiendo a comer mejor (imprescindiblemente guiado por un profesional), Mindfulness te ayuda a:

  • Controlar la raíz del impulso a comer: el estrés, la ansiedad y el estado bajo de ánimo que muchas veces son el origen del desequilibrio alimentario
  • Controlar el estrés originado por la propia dieta.
  • Disfrutar de la comida a través de la consciencia

La estrategia consiste en cultivar el “ser consciente” como una forma de vida, conectando con nuestros pensamientos, emociones, y con nuestro cuerpo y sus sensaciones físicas.

Mindfulness contribuye a la eficacia de tu dieta y a que el proceso no sea estresante.

¿En qué consiste el proceso?

Cultivar la consciencia de tus pensamientos y de tus emociones: te permitirá identificar impulsos que te empujan a comer sin hambre, así como determinados estados de ánimo, como el aburrimiento o la ansiedad que influyen en tu apetito.

Cultivar la consciencia de las sensaciones corporales: te ayudará a reconocer cuándo estás saciado físicamente. Te permite distinguir las sensaciones físicas de cuando se come por hambre fisiológica a cuando te alimentas por impulso “emocional”.

Numerosos estudios muestran que la “ingesta emocional” es uno de los principales factores asociados al incremento de peso.

Mindfulness te ayuda en el éxito de tu dieta y posterior mantenimiento, haciendo de tu nueva forma de relacionarte con la comida una fuente de bienestar lejos de la lucha cotidiana que a menudo provoca una fuerte frustración.

Mindfulness y dieta: restablecimiento de tu equilibrio

Mindfulness te ofrece el restablecimiento de tu equilibrio, consiguiendo una relación sana con la alimentación, el peso y la imagen corporal.

Mindfulness te ayuda a no ceder ante los impulsos, controlar la sensación de hambre -ese gusanillo que no suele corresponderse con una necesidad de nutrientes real-, y ser fiel a la dieta equilibrada que estás aprendiendo.

Mindfulness te ayudará a emprender la aventura de hacer una dieta por el beneficio de tu salud física y psicológica.

¿Cómo puedes conseguir con Mindfulness algo así?

Un programa Mindfulness de 8 semanas es un proceso experiencial que te ayudará a controlar la ansiedad que te impulsa a comer.

Todo comienza con la aparición de un pensamiento: “tengo que comer algo ahora”. Con frecuencia, no se queda en el mero pensamiento sino que lleva a la reacción inmediata en unos casos, o poco a poco la idea se va haciéndose fuerte, te captura, te absorbe, y al final llegas al mismo resultado: comer.

Mindfulness te ayuda a abrir un espacio entre el pensamiento (ineludible) y la decisión.

En ese espacio es decisivo el cultivo de la sensibilidad de percibir pensamientos, emociones y sensaciones físicas para tener la capacidad de no reaccionar de forma automática sino de tomar conciencia de la realidad y en función de ella obrar sintiéndote BIEN.

 

Mercedes Rubio Condado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro newsletter

Obtén GRATIS tu audioguía “Mindfulness en la Respiración” al suscribirte a nuestro email.