Fue el 30 de septiembre cuando escribí por primera vez en este blog y lo hice hablando de la labor pionera que iba a emprender de dar a conocer Mindfulness en Soria. Los siguientes artículos fueron relacionando Mindfulness y Chi Kung. Siguiendo este espíritu de serenidad y calma del que está impregnada la esencia de Mindfulness y Chi Kung, inicié el camino para mostrar y compartir con las personas que han resonado con ello.

Los primeros pasos se dirigieron hacia el Chi Kung, esta gimnasia china, suave, que dota de bienestar al cuerpo y a la mente, y a través de la cual llevamos Mindfulness hacia el cuerpo. Atención plena a todas las sensaciones corporales que generan sus estiramientos, sus movimientos, poniendo énfasis en la consciencia de nuestros límites, de las tensiones que aflojar y del disfrute del bienestar.

Con grupos de no más de 6 personas, donde siempre se intenta hacer posible la asistencia de todos compatibilizando horarios con las circunstancias de cada uno, siento que se ha creado una conexión preciosa, un ambiente de confianza y de serenidad, tal, que siempre me sale del corazón dar las gracias al final de la clase a quienes comparten la práctica conmigo porque me siento profundamente enriquecida y agradecida por lo que ellos me aportan y por lo que allí se crea. Es todo sencillo, una clase que fluye, nada más, pero… qué difícil es hoy en día encontrar momentos “naturales”, que fluyan, libres de preocupaciones por el “que será conveniente que haga o que diga”. Y esto es lo que yo siento que ocurre en cada práctica, hacemos un paréntesis para dedicar un tiempo al bienestar de nuestro cuerpo y de nuestra mente, y el hecho de ser compartido en un ambiente que permite “SER” hace que brote esa sensación de “humanidad compartida”, algo que debiera ser cotidiano, pues está en nuestra naturaleza humana, pero que cada vez es más difícil experimentar.

Esta semana, empezando con la etapa de presentación de los distintos programas y propuestas de  Mindfulness, he comenzado a ofrecer las Sesiones Preliminares Gratuitas. La primera que convoqué en mi Espacio Música y Silencio, se completó con personas con las que comparto la práctica de Chi Kung o que esperaban desde hacía un tiempo este momento.

Para mi nada más lejos de una “sesión de promoción”. Viví la experiencia con la ilusión de quien prepara una merienda y agradece y celebra que los invitados acudan a ella, consciente del esfuerzo que se hace siempre cuando hay que “robar tiempo”.  Ellos lo habían hecho, estaban allí ofreciéndome su presencia y su sonrisa, interesados en lo que les iba a transmitir.

Siento admiración por el trabajo que habéis elegido de hacer con vosotros mismos y os agradezco profundamente vuestra confianza de compartir conmigo este momento de vuestro recorrido.

Os doy las gracias Ana S., Ana María, Asun, Begoña, Carmen, Chus, Eva C., Eva F., Juani, Lara, Laura, Manuel, Marcia y Sara C., Marta y Eva, Natalia, Rebeca y Sara L.

Y a ti Laura G.T. por todo tu apoyo y tu ayuda en su difusión.

¡Feliz Semana!

Mercedes Rubio Condado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro newsletter

Obtén GRATIS tu audioguía “Mindfulness en la Respiración” al suscribirte a nuestro email.