Acaban de darte una noticia maravillosa, estás feliz… Imagina por unos momentos algo que podría hacerte sentir un gran contento. Cierra los ojos y vive en tu imaginación tal circunstancia.

En ese estado vas hacia tu casa. Alguien pasa muy rápido a tu lado y te roza… ¿qué piensas, cómo reaccionas?

Ahora, imagina lo contrario. Algo no ha ido bien, estás con un gran disgusto. Cierra de nuevo los ojos e imagínate en esa situación.

En ese estado vas hacia tu casa. Alguien pasa muy rápido a tu lado y te roza… ¿qué piensas, cómo reaccionas?

Seguramente no has pensado ni reaccionado igual ante ese roce estando feliz que estando disgustad@.

Las emociones tiñen nuestros pensamientos, la forma de interpretar y de abordar las situaciones.

¿Qué pensamiento es cierto?

“Qué loco, no respeta” o “Qué pobre, el agobio que lleva”

  1. En el primer caso, en un estado emocional de disgusto, enfado, el incidente provoca unos pensamientos que han conducido al estrés.
  2. En el segundo caso, en un estado emocional de contento, el incidente provoca unos pensamientos que han conducido a la compasión.

El punto de esto es ser conscientes de lo condicionados que son los pensamientos, de su falta de consistencia. Ante lo mismo son diferentes: estoy enfadado y pienso que el otro es un loco y no respeta; estoy contento y pienso que el otro es un pobre que va agobiado.

Y no se quedan ahí. Los pensamientos no son inocuos, pueden generar estrés y reacciones no deseables.

Aprender y practicar Mindfulness nos ayuda a ser conscientes cada vez de una manera más espontánea, de cuál es nuestro momento emocional. Conscientes de ello estaremos precavidos ante el “color” de los pensamientos cuando nuestro día está “torcido”. Cuando lleguen a nosotros pensamientos, interpretaciones negativas, estaremos atentos a no darles certeza y ser víctimas de ellos, pues sabemos que nuestra emoción, hoy, los está tiñendo de esta manera.

Intentaremos auto cuidarnos en la medida posible para contener la tendencia al estrés y a la intensificación de la emoción, y por otra parte procuraremos salvaguardar a los demás de nosotros mismos pues somos conscientes de que “hoy” todo va a ser más delicado.

Y sobre todo, mucha dosis de cariño hacia ti.

Te propongo Mindfulness para ejercitar por una parte la atención y por otra, la amabilidad hacia ti. De esta manera el estrés dará paso a tu bienestar y a través de ti, a quienes te rodean.

Desde Silencio Mindfulness te ofrecemos diferentes fórmulas para que encuentres la manera que tú necesitas para abordar tu situación. Si vives en Soria puedes optar por la modalidad presencial.

Con mis mejores deseos,

Mercedes Rubio

Silencio Mindfulness
Espacio de bienestar y control del estrés en Soria

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro newsletter

Obtén GRATIS tu audioguía “Mindfulness en la Respiración” al suscribirte a nuestro email.