Suele creerse que la ausencia de patología, de enfermedad es sinónimo de buena salud. Y no es así.

Se puede estar exento de enfermedad pero no gozar de “buena” salud, no gozar de bienestar.

Así ocurre con nuestro aspecto mental y emocional.

No tengo ninguna enfermedad pero no experimento bienestar.

Podemos experimentar problemas, estar sometidos a niveles de presión que nos lleven a estrés mantenido y ansiedad afectando a nuestra salud mental lo que engloba nuestro bienestar emocional, nuestro bienestar psicológico y nuestro bienestar relacional.

 

¿Qué nos conduce a esos niveles de estrés incluso ansiedad que erosiona nuestra salud mental y emocional?

 

  • Los altos niveles de exigencia, exigencia externa pero también la que procede de nosotros mismos, cumplir las expectativas que ponen en nosotros y las que ponemos nosotros a la vida.
  • Y también la incertidumbre. Nos movemos con ese estribillo, con ese telón de fondo de inseguridad, incluso de amenaza en cuanto a la salud, a la nueva manera de funcionar a nivel relacional, con la precaución y todo lo que ha desestabilizado en cuanto a cimientos que creíamos construidos sobre roca y ahora se tambalean porque ha resultado arena.
  • El lidiar día a día con los problemas de siempre, pero ahora el añadido de la herencia que nos ha dejado a muchos el confinamiento y el cambio de parámetros, hace que el estrés y la ansiedad se haya agravado donde ya lo había o que haya aflorado.

 

Estabilidad mental y emocional es lo que deseamos todos

Sabemos que habrá situaciones difíciles que conlleven dolor físico, mental y emocional que quizá no se puedan evitar, pero, ¡qué diferente es vivirlas con serenidad!

Y esa serenidad que nos lleva al bienestar sólo se puede lograr cultivando una mente clara, lúcida, centrada.

Atención plena, el significado de la palabra Mindfulness. Pero también Mindfulness es conocido en Occidente como una técnica para poder centrarse, para poder poner paz dentro de toda esa vorágine interior que vivimos y poner cordura. Mindfulness nos enseña a parar y poder observar con claridad qué y a qué nos está llevando el ritmo al que nos hemos acomodado.

Con Mindfulness aprendemos a desarrollar habilidades que nos permiten, no sólo a  vivir con serenidad situaciones delicadas, como hemos mencionado antes, sino a evitar la intensidad de momentos que podrían haber sido mucho más dificultosos e incluso que no lleguen a darse porque ya sabemos el proceso cuando los vemos venir y hemos aprendido a no dejarnos llevar por la reacción.

Practicando Mindfulness puedes restaurar tu salud mental y emocional y no conformarte con “ausencia de enfermedad”  sino aspirar al bienestar.

En Soria puedes aprender a practicar Mindfulness de manera presencial en nuestro centro Silencio Mindfulness. Próximas actividades enero 2022. Abierto plazo de inscripción.

 

Si piensas que quizá pudiera ser un buen momento para plantearte aprender a controlar el estrés y la ansiedad y a vivir con bienestar, estaré encantada de que compartamos un tiempo para hablar y poder brindarte toda la información que necesites. Llámame o escríbeme.

Con mis mejores deseos,

Mercedes Rubio

__________________________________

Silencio Mindfulness
Control del estrés y ansiedad
Tu espacio de bienestar en Soria

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro newsletter

Obtén GRATIS tu audioguía “Mindfulness en la Respiración” al suscribirte a nuestro email.